El pasado viernes 28 de noviembre de 2014 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 28/2014 de 27 de noviembre, que modifica parcialmente, entre otras, la ley 37/1992 del IVA.

Esta nueva Ley introduce una notoria modificación en el ámbito de las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido a la importación, donde se posibilita, remitiendo a su desarrollo reglamentario, que determinados operadores puedan, opcionalmente, diferir el ingreso del Impuesto al tiempo de presentar la correspondiente declaración liquidación y a través de la inclusión de dichas cuotas en la misma.

Esta ley entrará en vigor el 01 de enero de 2015, si bien, la concreción del ejercicio de la opción se fijará mediante Real Decreto que se encuentra todavía en fase de proyecto y que, a la espera de su aprobación final, estipula que para ejercitar dicha opción hay que cumplir los siguientes requisitos:

En primer lugar, determina el Real Decreto que el importador, sea empresario o profesional que actúe como tal, podrá acceder a este sistema mediante una de las siguientes formas:

a) Contar con un período de liquidación que coincida con el mes natural, ya sea de forma obligatoria o voluntaria.

b) Optar por este sistema presentando la declaración censal (Modelo 036).

En segundo lugar, atendiendo a la temporalidad, la opción deberá ejercerse al tiempo de presentar la declaración censal:

– Al inicio de la actividad.

– Durante el mes de noviembre anterior al inicio del año natural en el que deba surtir efecto, ampliándose este plazo para el año 2015 hasta el 31 de enero de 2015.

Si una vez incluidos en este sistema opcional se quisiera renunciar al mismo, el Proyecto de Real Decreto estipula que habría de presentarse una comunicación de renuncia a través de la declaración censal (Modelo 036) en el mes de noviembre anterior al inicio del año en el que deba surtir efecto. En caso de ejercitarse, dicha renuncia tendría efectos para un periodo mínimo de 3 años.

Joan Soler.

Abogado.