Es una herramienta eficaz que permite a propietarios de buques, armadores, interesados en la carga y otros operadores marítimos reclamar créditos marítimos.
Si quiere embargar o levantar un arresto preventivo, Blas de Lezo ofrece sus servicios las 24 horas del día, los 365 días del año, para solicitar en cuestión de horas la medida cautelar inmediata o la gestión de su levante.

1) En qué consiste

Las particularidades del sector marítimo y su internacionalidad hacen del embargo preventivo de buques una importante medida de presión para cobrar determinadas deudas. Gracias a la estratégica ubicación y los miles de kilómetros de costa española, su jurisdicción se presenta como vía de gran utilidad para conseguir el pago del crédito o una caución, situaciones en las que Blas de Lezo le asesorará tanto para el arresto preventivo como el levantamiento del mismo en función de sus intereses.

2) ¿Qué normativa resulta aplicable?

El embargo preventivo de buques y su levantamiento en España se regula por el Convenio Internacional sobre el Embargo Preventivo de Buques de 1999 (CEPB), los preceptos recogidos en la Ley de Navegación Marítima (LNM) y lo dispuesto en la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC).

3) Cómo afecta a su empresa

Si usted desea ordenar el embargo preventivo para reclamar un crédito, tan solo deberá alegar el derecho o crédito marítimo y la causa que lo motiva. El equilibrio a dicha simplicidad y a la ausencia de acreditación se presenta con la exigencia de prestar una fianza suficiente para responder de los eventuales daños y perjuicios causados durante el embargo preventivo. La mínima cuantía de la fianza será del 15% del valor del crédito que se reclame con arreglo a la LNM, con independencia de que el Juzgado que ordene el embargo incremente la cantidad de la misma.

En caso de usted sea el propietario o el poseedor del buque objeto del embargo preventivo, Blas de Lezo le asesorará sobre la estrategia legal más adecuada a sus intereses, ya sea oponerse al arresto, consignar en el Juzgado o proceder al pago directo de la deuda.

4) Cómo y dónde actuamos

La celeridad de nuestra actuación en representación de su interés responde a la intrínseca movilidad del buque, las breves escalas en puerto y la internacionalidad de su operativa que evidencian la urgencia de proceder a tiempo al embargo, presumiéndose el peligro por mora procesal y la urgencia. Asimismo, se predica rapidez para el levantamiento del arresto para que el armador o propietario del buque pueda continuar con el ejercicio de su actividad empresarial y evitar así la congestión de los puertos.

Damos apoyo a todo tipo de embarcaciones, incluyendo buques graneleros, petroleros, cruceros, ferries, portacontenedores, frigoríficos, quimiqueros, barcos de cabotaje, buques RO-RO y la gran mayoría de embarcaciones de recreo.

Ofrecemos nuestros servicios en los puertos principales del territorio nacional, en toda la península, incluyendo los puertos de interés estatal y en especial en Barcelona, Tarragona, Valencia, Castellón, Sagunto, Cartagena, Málaga, Cádiz, Almería, Algeciras, Bilbao, Vigo, Coruña, así como las Islas Baleares, integrando Santa Cruz de Tenerife y las Palmas, y el archipiélago Canario, entre otros.